La policía israelí clausura “Telegrass”, la comunidad virtual de venta de marihuana

Estándar
Ofer Laszewicki Rubin – Tel Aviv

Desde la pasada madrugada, al abrir el canal de “Telegrass”, incluido en la aplicación de mensajería Telegram, ya no aparecen nuevas e incesantes ofertas del estilo: “Llegó el vendedor del año a cuidaros, hermanas y hermanos. Sativa o índica, garantizamos la mejor calidad de cada flor. Credibilidad, servicio, mi equipo trabaja solo con la mejor calidad. Recogida en Tel Aviv, envíos a toda la zona centro”. Hasta nuevo aviso, un israelí ya no podrá pedir porros como si fueran pizzas a domicilio.

En la mañana del martes, la policía israelí anunció un gran operativo contra la masiva red de distribución de Cannabis de Israel “Telegrass”, arrestando a todos sus presuntos integrantes. Los 42 arrestos se produjeron en Israel, Estados Unidos, Ucrania y Alemania. Tanto el líder de la red como sus tres principales ayudantes fueron capturados.

Captura de una de las últimas ofertas publicadas en la red “Telegrass”

La operación cerró de un plumazo la operativa de la red, probablemente la más grande en venta de estupefacientes en Israel, que también ofertaba drogas duras como cocaína o MDMA. La plataforma contaba con miles de vendedores y decenas de miles de clientes, que podían pedir droga por mensajería con total discreción.

A pesar de que los empleados y compradores del canal operaban bajo el anonimato que ofrece la política de privacidad y encriptación de mensajería de Telegram, la policía anunció que fue capaz de descubrir sus identidades tras una investigación de varios meses. En febrero del pasado año, se revelaron en internet los datos de 3.500 vendedores, incluyendo nombres y detalles personales.

Los arrestados serán interrogados bajo la sospecha de fundar una organización criminal, traficar con drogas peligrosas, establecer pactos criminales, lavado de dinero, entorpecer procesos judiciales o evasión de impuestos. La policía, que tildó la operación de “caso internacional”, entró en decenas de viviendas privadas y oficinas, donde incautó dinero, droga y equipos tecnológicos.

A pesar de que el uso de marihuana recreativa fue descriminalizado en Israel –lo que supone una simple multa en caso de ser parado por la policía fumando o en posesión de una cantidad mínima-, la marihuana sigue siendo una sustancia ilegal. Si bien el estado judío es puntero en la producción e investigación de cannabis medicinal, que solo puede obtenerse con una receta médica que conlleva un longevo proceso burocrático, las decenas de miles de fumadores israelíes siguen consumiendo en un “limbo” legal, y ahora su principal fuente de provisiones ha sido clausurada.

El “Über” de la hierba

Telegrass fue fundado por Amos Dov, un ex judío ultraortodoxo estudiante de una yeshivá que ahora reside en EE.UU, donde se instaló por las posibles repercusiones penales de su actividad en Israel. En un país donde el consumó de porros era prácticamente tabú hace una década, este canal de Telegram supuso una verdadera revolución para los consumidores: no solo ofrecía el producto en si –marihuana o hachís-, sino también existían canales de información con consejos para cultivar, debates sobre la legalización, galletas o pasteles a base de THC, o abonos y tierras específicas para plantaciones.

El canal, que funcionaba como una auténtica aplicación tecnológica y contaba con una consolidada estructura empresarial, solo pedía seguir unas simples indicaciones para entrar en la órbita local del cannabis: escoger el idioma; tu interés –“encontrar vendedores de marihuana”; seleccionar una zona o ciudad; y ya. A partir de ahí, se abría un chat donde los vendedores lanzaban sus ofertas.

Para poder comprar en Telegrass, era necesario indicar la ciudad o región.

En caso de interés, el cliente podía leer críticas de anteriores compradores. Si deseaba su producto, solo debía apretar el botón “escribir al vendedor”. Tras hacer el pedido, el proveedor solo pedía una simple comprobación de identidad: enviar foto del carné de identidad, captura del perfil de Facebook y una foto “selfie”. Una vez cerrado el trato, en cosa de minutos un transportista lo traía hasta el domicilio del cliente.

Los defensores de “Telegrass” alegan que ha logrado dinamizar el mercado de la hierba, aumentando la competencia, y por tanto también la calidad del producto y los desorbitados precios. Si bien antes el gramo rondaba los 100 a 120 shekels (27 a 34 dólares); actualmente podía lograrse por unos 60 a 75 shekels (16 a 20 dólares).

El fundador alegó en el pasado que lo hizo por una “causa ideológica”: promover la legalización y la normalización de la marihuana, en un país donde cada vez es más habitual oler la humareda de los porros en bares y terrazas. En una encuesta realizada el año pasado por la autoridad anti-droga, el 27% de los encuestados entre 18 y 65 años reconocieron haber fumado hierba en el último año

¿Se debatirá la legalización en la Knesset?

El lunes, durante una conexión en directo en Facebook, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que “examinaría la posibilidad de legalizar el cannabis”, en lo que la prensa local define como una reacción al incremento en la intención de voto a Moshe Feiglin, un candidato derechista y líder del partido “Zehut” (identidad), que se ha abanderado como férreo defensor de la legalización completa del consumo de porros.

Ilustración: un dispensario con distintos tipos de cannabis. / Foto: wikimedia

“Estamos estudiándolo y tendremos una respuesta pronto”, dijo el premier israelí. Según los sondeos, Feiglin estaría superando el porcentaje mínimo requerido para entrar a la Knesset (3,25%), incluso situándose por encima de otras facciones minoritarias de derecha. Ex miembro del Likud y parlamentario, Feiglin -que en el pasado hizo activismo por la fundación del Tercer Templo judío-, fundó su propia formación, que en una extravagante combinación ideológica, aboga por la defensa férrea de un único estado judío para finiquitar el conflicto con los palestinos, junto a la defensa de la legalización.

“Todo el espectro político se está moviendo acorde al posicionamiento de Zehut respecto a la legalización. Un Zehut fuerte será capaz de traer la legalización en la próxima Knesset”, señaló la formación en un comunicado”. Y concluyó: “la legalización en Israel salvará miles de vidas de enfermos y liberará a muchos ciudadanos de una persecución innecesaria”. El partido de izquierda Meretz criticó a Feiglin por “apropiarse la causa”, que la formación progresista lleva años defendiendo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s