Tercer Templo judío y marihuana legal: el “Zehut” de Moshe Feiglin apunta a la próxima Knesset

Estándar
Ofer Laszewicki Rubin – Tel Aviv

A un observador externo podría sonarle bizarro, pero el mito de que en la política israelí todo es posible es cierto. Moshe Feiglin, ex parlamentario del Likud y considerado extremista judío por defender la construcción del Tercer Templo judío en el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, está copando titulares en la prensa israelí por su extravagante oferta electoral, que combina un férreo nacionalismo judío con la defensa a ultranza de la libertad de fumar cannabis.

Los defensores de la legalización, que como otras formaciones que defienden causas “minoritarias” no logran superar el porcentaje mínimo, han buscado en el pasado alianzas con otras formaciones para lograr implantar su agenda. En 2009, el partido pro-marihuana “Hoja Verde” se alió con el de los Supervivientes del Holocausto, pero tan solo recabaron un 0,07% de los votos (2.346). Diez años más tarde, los activistas en favor de la hierba, una causa aparentemente progresista, pueden verse atraídos a votar a una formación más a la derecha del Likud de Netanyahu.

Feiglin y su partido “Zehut” (identidad) pretenden llenar el hueco que deja el partido “Hoja Verde”, que por primera vez en veinte años no concurrirá a las elecciones. Por ello, los activistas pro-legalización se han volcado con el nacionalista y libertario Feiglin, que ha puesto la causa en la cima de sus prioridades. En una de sus últimas declaraciones, dijo que tan solo aceptaría entrar en una coalición de Netanyahu o su rival Benny Gantz si aceptan la legalización completa.

Con el apoyo del comediante y activista en favor de la marihuana Gadi Wilcherski, el partido presentó un plan para “terminar la persecución de los usuarios de cannabis” a través de “una regularización completa, basada en las restricciones que existen para la venta de alcohol”. Está por ver si la formación intenta capitalizar el cierre del canal de venta de marihuana “Telegrass” como una arma electoral.

Lenguaje millennial

Cualquiera que siga las publicaciones y videos de Feiglin en redes sociales difícilmente pensará que se trata de un candidato de derechas convencional. En algunos clips, por ejemplo, aparece durante tertulias televisivas. Tras lanzar un argumento de peso, entra en acción una música rap clásica de artistas afroamericanos, le colocan unas gafas de sol vacilonas y sale envuelto en llamas. Su equipo de campaña está poniendo especiales esfuerzos en su presencia en redes como Instagram o Facebook, buscando generar clips impactantes que sean viralizables.

Captura de pantalla de uno de los vídeos de campaña de Moshe Feiglin.

Según las últimas encuestas de medios como Israel Hayom o Haaretz, Zehut lograría sobrepasar el 3,25% de voto necesario, mientras que otros partidos de la derecha, como Yisrael Beitenu del ex ministro Avigdor Lieberman, quedarían fuera. Considerado durante décadas como un “outsider” por sus polémicos postulados, Feiglin podría regresar ahora al parlamento israelí bajo su propia marca.

Hace 25 años, fundó la plataforma “Zo Artzeinu”, que pretendía bloquear el tráfico en todo el país como protesta por los Acuerdos de paz de Oslo, aprobados por Yitzhak Rabin, y que impulsaron la creación de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Defensor férreo de los asentamientos judíos en Cisjordania y de la “plena soberanía” israelí en todo el territorio desde el Mediterráneo al río Jordán, fue defenestrado por Netanyahu, y en las primarias del Likud para las elecciones de 2015 no logró un puesto real en la lista, por lo que terminó fundando su propia plataforma.

Un programa polémico

Siguiendo los estándares de moda en la política, Feiglin rehúye también las categorías “derecha o izquierda”. En su programa electoral, Zehut incluye medidas liberales en lo económico en favor de la economía libre, pero también otras de carácter ultranacionalista y de ferviente conservadurismo religioso. Según encuestas internas de la formación, publicaron que el 19% del electorado israelí estaría dispuesto a votar su candidatura.

El nuevo adalid de la legalización repite el concepto del “deep state”, un estado profundo que condiciona absolutamente todos los aspectos de la vida diaria de los ciudadanos. Y ahí también se encuentran los partidos, incluidos Bennet o Netanyahu, que “en el fondo quieren la solución de los dos estados”. “La democracia supuestamente debe ser un mercado de ideas. En Israel, es un mercado de gente. No importa a quien votes, al final recibirás las mismas ideas: el “deep state” y los dos estados”, declaró.

Feiglin es un oponente a ultranza de la idea de un estado palestino, y en el pasado cuestionó el derecho de los residentes israelíes no judíos a tener voto en las elecciones. Desde Zehut, también propone invitar a los palestinos a abandonar sus tierras, instalar oficinas gubernamentales en la Explanada de las Mezquitas, o limitar la autoridad de la Corte Suprema y el fiscal general.  Durante su era en el Likud, defendió “retornar el país a su gente y dirigir Israel mediante valores judíos auténticos”.

Sus propuestas “libertarias” incluyen también rebajar la influencia del Rabinato en el control de varios aspectos de la vida civil. Y si bien en el pasado se autoproclamó un “homófobo orgulloso”, desde Zehut ahora remarca que “no odia a nadie por motivo de a quien amen”. Por ello, defiende que el Rabinato deje de tener poder sobre como quieran casarse los israelíes.

Ante la contradicción de valores que aparentemente defiende su candidatura, el manifesto de Zehut dice defender “una nueva visión sociológica” para el pueblo judío. Si buen en el pasado fue adorado por colonos radicales contrarios al establishment, hoy Feiglin parece hurgar en otro granero de votos: milenials y fumadores de hierba, dispuestos a poner la legalización por encima del resto de valores que defiende Zehut. Netanyahu ya tomó nota de su creciente popularidad, y declaró ante una pregunta sobre la cuestión de la legalización que estudiaría el tema y daría una pronta respuesta.

 

Artículo publicado en Aurora:

http://www.aurora-israel.co.il/tercer-templo-judio-y-marihuana-legal-el-zehut-de-moshe-feiglin-apunta-a-la-proxima-knesset?fbclid=IwAR0wh8cBbZx4lGne0j0O7CalWfedGJXuD7550bdmvkKILuFsVIP5hteBCSc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s