El drama y la lección humana en Kos

Estándar

 

Cos_1

Amigos y amigas. Desafortunadamente, el último post de nuestro memorable viaje a Grecia está lleno de tristeza, desesperación, resignación y rabia. Los últimos días han sido los más difíciles del viaje y, probablemente, de nuestras vidas. En la isla de Kos hemos vivido desde primera línea el drama humanitario más grande que ha vivido Europa desde la II Guerra Mundial. Las costas de las diminutas islas griegas fronterizas con Turquía son, a día de hoy, el reflejo directo del desastre que crea la guerra y la pobreza extrema, ocasionada mayoritariamente por los chanchullos de los mandatarios que mueven los hilos del mundo a su antojo.

Cos (76)DSC_0028

Este relato es únicamente una reflexión personal sobre lo ocurrido en las últimas jornadas. En breves, podréis leer un reportaje extenso y completo sobre los hechos, acompañados de una potentísima galería fotográfica a cargo de Georgi. A nivel personal y profesional, estoy más que satisfecho por el trabajo realizado. Como periodista, he podido desarrollar a fondo mi trabajo, he hablado con todas las partes implicadas -refugiados, ong’s, UNCHR, voluntarios, griegos, etc- y he logrado completar un relato potente y necesario. En lo personal, estamos derruidos y extenuados. Hemos pasado largas noches recorriendo el litoral, esperando la continua llegada de los balsas, hablando y mimando a los que llegaban con terribles historias a sus espaldas.

DSC_0005Cos (71)DSC_0017Cos (41)

Continuar leyendo

Anuncios

De Afganistán a la periferia de Europa

Estándar

 

Son muchos los afganos que se han instalado en la céntrica Plaza Victoria de Atenas, donde han montado un improvisado campamento a la espera de poder continuar su ruta hacia el norte del continente europeo

OFER LASZEWICKI RUBIN

<p>Voluntarios de una ONG reparten comida a refugiados afganos en la Plaza Victoria en Atenas.</p>

Voluntarios de una ONG reparten comida a refugiados afganos en la Plaza Victoria en Atenas.

ATENAS | 30 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Al conversar con Mehdi Seyedi, joven afgano originario de la ciudad de Herat, se hace difícil imaginar el infierno que ha vivido en las últimas semanas. Con una insólita entereza y un inglés fluido, el refugiado, de tan sólo 16 años, cuenta el trágico periplo que ha sufrido desde que huyó de su Afganistán natal rumbo a la soñada Europa, donde espera al fin prosperar y vivir en paz. Son muchos los afganos que se han instalado en la céntrica Plaza Victoria de Atenas, donde han montado un improvisado campamento a la espera de poder continuar su ruta hacia el norte del continente europeo.

MEHDI SEYEDI: “ME FUI DE MI PAÍS PORQUE EL ESTADO ISLÁMICO (EI) SE APODERÓ DE HERAT. MI FAMILIA ES CHIÍ Y ELLOS SON SUNÍES. UN DÍA, NOS ENVIARON UNA CARTA A CASA DICIENDO QUE SI NO HUÍAMOS NOS MATARÍAN”

Afortunadamente, Seyedi ha llegado sano y salvo a Atenas, pero varios compañeros de viaje no tuvieron la misma suerte. Fueron acribillados en el camino. “Lo más difícil fue pasar de Afganistán a Irán. Cruzando la frontera nos dispararon los guardias iraníes, y cuatro compañeros murieron en las montañas”, cuenta con desesperación. De Irán cruzó a Turquía, y de la costa turca zarpó en un saturado cayuco con 48 viajeros rumbo a la isla griega de Lesbos. La embarcación se agujereó, pero por fortuna un lugareño griego rescató a los pasajeros. Tras pasar tres semanas en el campo de refugiados del puerto de Mytilene, logró in extremis un billete rumbo a Atenas.

Continuar leyendo